LA HISTORIA DE ANA 11ªPARTE

LA HISTORIA DE ANA 11ªPARTE
LA HISTORIA DE ANA 11ªPARTE

*****Si te dicen que no puedes …pues observa como lo hago****

 

Esta es mi historia
11ª Parte

Sin Barreras Driving un sueño hecho realidad.


Cuando empezamos no teníamos ni idea de lo que nos costaría, no solo por los obstáculos económicos, también se sumaba las personas que no apostaban de que nuestro proyecto saliera bien. Teníamos un proyecto único …pero ni teníamos dinero ni medios para conseguirlo.


Cuando le cuentas a alguien que quieres hacer algo único y esa persona te dice que tu no lo puedes hacer ….
“DILE… MIRA Y OBSERVA COMO LO HAGO”.

Como lo conseguimos?? Con trabajo, amor y las tres C.
“CREER….CREAR Y CRECER”

Muchas emociones en esta foto, nuestro primer logro!!!

Ahora disfruto de la vida de otra manera, con pasión en todo lo que hago.

 

Con mi familia todo a cambiado.A pesar de nuestras personalidades completamente diferentes, a fin de cuentas somos todos iguales. Cada uno es una pieza indispensable del rompe cabeza y nada sería lo mismo si alguno faltara. Sin embargo, es la unidad de todos la que nos hace únicos.
No conozco ninguna familia ni medianamente parecida a la nuestra y eso hace que me sienta tremendamente afortunada y especial.

La relación con mi padre empezó a cambiar desde que tuvo un accidente.Se vio muy mal a punto de morir desangrado y no lo dude ni un momento, lo primero era él. Dejé todo para ocuparme de su salud, como hacia el cuando yo era pequeña,pasamos mucho tiempo juntos y empezó a mirarme de otra manera. Yo también le miraba a él…..

Debemos entender que la comunicación es importante para poder entender tanto nuestros propios errores como el de los demás.
Recuerden que la comunicación, conlleva a la confianza, por ambos lados.

Ahora vivo como el sentimiento como cuando era niña: que todos los días prometen más emoción y aventura y que nada puede sabotear nuestra felicidad por la magia de todas las cosas. Pero a medida que nos fuimos haciendo adultos, las responsabilidades, los problemas y las dificultades hicieron mella en nosotros, la magia en la creíamos cuando éramos niños desapareció. “Ahora si puedo decir que vivo la vida como quiero y con quien quiero”

“Yo decido ahora  donde quiero estar y con quien”

A mayores emociones positivas, mayor felicidad. Parece sin duda una regla demasiado evidente, pero…¿Cómo conseguirlo?
Cambia tu pensamiento y crearás una nueva emoción.
Empieza por las cosas más pequeñas. Algo tan básico como levantarse de la cama pensando que “hoy va a ser un buen día” puede ser muy adecuado.
Otras propuestas serían, por ejemplo, “no voy a dejar que lo que diga o haga esta persona me afecte” o “en el día de hoy voy a cuidar de mí y a priorizarme”.

Abre una vez más tu paraguas de colores para mantenerte protegido frente a quien te quiere traer preocupaciones, problemas o angustias. Aléjalas. Después, lleva de tu mano a aquellas que de verdad enriquecen tu vida, que te dan luz y felicidad.

Para días grises, paraguas de colores!!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *